miércoles, 23 de abril de 2014

Lechuga verde hoy

Lechuga VERDE HOY

 

Cuando  Nicolás Maduro, anunció este martes una «nueva ofensiva económica», omitió explicar al país un par de grandes verdades: que no hay suficientes divisas para pagar todas las importaciones, algo grave en una economía tan dependiente de ellas, y que con la política en curso no hay manera de aumentar las reservas internacionales, dada la reducción de la producción de petróleo y de minerales, como el oro, publica ABC de España.
En su último informe económico semanal, de uso interno, el Gobierno de Venezuela admite tener un problema de volumen de reservas internacionales. A 15 de abril, las reservas totales se habían reducido a 20.603 millones de dólares, lo que supone un desplome del 33% respecto al volumen que se registraba a comienzos de 2013.
A lo largo del último año la caída ha sido pronunciada y constante. En su progresivo descenso, las reservas ya traspasaron hace diez meses el umbral del nivel óptimo señalado por las propias autoridades económicas venezolanas, que es de 26.850 millones de dólares. El listón ya se rebajó en ocasiones previas acompañando el encogimiento de la economía venezolana. Así se hace constar en el informe del Ministerio de Planificación del pasado miércoles, obtenido por ABC.
La situación actual
A partir de ese dato del Ministerio, proveniente del Banco Central de Venezuela, varios expertos deducen que las reservas líquidas podrían estar en torno a los 600 millones de dólares. Se trata de un volumen crítico para un país del tamaño y condiciones de Venezuela, que cuenta con una población de 31 millones de habitantes.
Al cruzar los datos relativos a las divisas liquidadas por la Comisión de Administración de Divisas o Cadivi, desde su creación en 2003, y los volúmenes de importaciones en los últimos diez años, queda a la vista un desfase importante.
Por un lado, en 2012 y 2013, años en los que la situación del país comenzó a deteriorarse, Cadivi se quedó corta en su liquidación de divisas respecto al coste de las importaciones, produciéndose un déficit conjunto de 4.774 millones de dólares. Algo que se habría acentuado entre enero y marzo de 2014, ya que fuentes en contacto con las autoridades monetarias venezolanas aseguran que en el primer trimestre de este año únicamente se han liquidado 1.200 millones de dólares (entre Cadivi y su sucesor Sicad), frente a la media trimestral de 12.847 millones de dólares del año pasado.
Por otro lado, en los años previos, Cadivi liquidó mucho más volumen que el necesario para las importaciones llevadas a cabo, lo que supone una notable irregularidad: entre 2003 y 2011, hubo en conjunto una liquidación de 74.913 millones de dólares cuya finalidad se desconoce y que bien podrían haber engordado fortunas basadas en la corrupción.
Las reservas internacionales
El comportamiento de las reservas internacionales se corresponde con el descenso de los ingresos por las exportaciones –básicamente petroleras–, que en 2013 fueron de 88.962 millones de dólares, frente a los 97.340 de 2012. Esto es consistente con la menor producción de petróleo, que en febrero se situaba en 2,87 millones de barriles diarios, de acuerdo con las cifras de la OPEP, a las que el Gobierno venezolano regresó desde el pasado mes de septiembre, después de varios años ofreciendo números propios claramente más altos. Con todo, ese volumen de producción sigue pareciendo ficticio, pues los ingresos obtenidos más bien apuntarían a una producción de 2,3 millones de barriles diarios, de acuerdo con el precio oficial de 101,2 dólares que tuvo el barril en 2013.
«Las cifras que maneja el Ministerio dejan mucho que desear, pues al hacer la aritmética de lo que consume el mercado interno, de lo que se vende a Estados Unidos, se exporta a Petrocaribe y Cuba y se entrega a China, se llega a un total de 2,3 millones de barriles al día», afirma el experto petrolero Antonio de la Cruz, director ejecutivo de Inter American Trends. «Que haya 500.000 barriles diarios adicionales de producción no es algo que esté ocurriendo», añade.
También ha habido descensos importantes en la producción de minerales. La de oro bajó un 64,1% entre febrero de 2013 y febrero 2014 (ese último mes se extrajeron apenas 97 kilos de oro, frente a los 700 kilos que se habían alcanzado algunos meses de 2010). También fue notable la reducción de producción de hierro, cuyas ventas disminuyeron un 49,8%. La venta de vehículos ha bajado en el último año un 86,1%.
De acuerdo con el informe del Ministerio de Planificación, en febrero de este año la inflación acumulada fue del 5,8% y la anualizada se situó en el 57,3%. Sorprende que no se incluyeran los datos de marzo, lo que probablemente reflejaría una situación de aún mayor deterioro. La escasez de productos en febrero fue del 29,4% en las redes de distribución oficial.
Fuente: La Patilla

Historia reciente del dólar en Venezuela

En Venezuela cuando ha habido libre cambio, lo que ello ha significado es que cualquiera podía comprar o vender libremente los dólares que quisiera, y eso convivió con dos formas de fijación del precio: un cambio fijo establecido por el BCV, como el conspicuo (y no compiscuo, como dice Maduro) 4,30 anterior al viernes negro, y flotante, en una buena parte de los años siguientes.

Con el cambio flotante, la fijación del precio no la ha hecho la interacción de oferta y demanda, sino que el BCV, por ser el oferente de más del 90 % de los dólares, ha fijado el precio en lo que ha deseado, lo que ha ocurrido casi todo el tiempo, con la excepción de los momentos en que las reservas han llegado a niveles tan bajos que no ha tenido más remedio que soltarlo, para volverle a poner la mano cuando las reservas se hubieran recuperado.

Para no aburrirlos, omitiré la historia de la sarta de jumentadas que han hecho en este campo las lumbreras chavistas desde que comenzaron a mandar, que ha sido el factor fundamental de la destrucción del aparato productivo del país, causando la horrorosa situación que padecemos actualmente, sino que me situaré en la primera mitad del 2012.

En ese entonces convivían Cadivi, con el $ a 4,30, y el Sitme, que los daba a 5,30. Hasta más o menos julio de ese año, el Sitme adjudicaba unos 50 millones de dólares diarios; el paralelo cerró ese mes en 9,33, y venía subiendo, pero muy poco a poco. Allí las lumbreras deciden reducir la entrega a unos 15 millones diarios, y por supuesto el $ se dispara, cerrando el año en 17.

En febrero del 2013, las lumbreras eliminan el Sitme, inventan el Sicad con subastas, y cuando en la primera se demandan dólares hasta en 25, 30 y más, pensaron que a esos niveles el Sicad no iba a "arrastrar" hacia abajo el precio del paralelo, y como ellos hacen solo lo que les conviene sin pararle a si es legal, ético, o decente, deciden que el proceso no sería de subasta sino de adjudicación arbitraria, al precio que a ellos les diera la gana, y según recuerdo arrancaron fijándolo a 11 y pico, y después lo han bajado lentamente. Ese año el paralelo cerró a 64,23, multiplicándose casi por 4.

Lo actual

Para mí el control de cambio verdadero o total ocurre cuando se prohíbe a todo el mundo la compra venta de divisas entre particulares, y se les obliga a que toda transacción de divisas sea con el Banco Central, lo cual no está sucediendo en este momento, pues no veo ninguna disposición que prohíba a los particulares transar divisar entre sí.

En consecuencia, en mi opinión lo que hay es un libre mercado, el paralelo, con el BCV aparte adjudicando dólares preferenciales en el Cencoex (antes Cadivi), y en ese engendro que son las "subastas" del Sicad, más un esperpento de mercado "y que" libre, con precio fluctuando "y que" según la oferta y la demanda, que es el Sicad II.

¿Cómo funciona este Sicad II? Como las lumbreras todo lo mantienen en misterio, hasta ahora no conozco a nadie de a pie como yo que lo sepa, pero lo que ha ocurrido con los precios promedio ponderados que ha publicado el BCV, indica claramente que en el manejo de este mercado "libre" hay kikirigüiki, pues la probabilidad de que en un mercado libre esos precios promedio hayan estado en la banda tan estrecha de valores en la que se han ubicado, es prácticamente nula. Así que es obvio que el BCV está, por decir lo menos, interviniendo, y aunque aun no me atrevo a afirmarlo, me huele a que no están permitiendo que oferta y demanda trabajen libremente como prometieron, sino que están manejando la cosa, como suelen hacerlo las lumbreras, a su real y libérrimo antojo.

Esto por supuesto más temprano que tarde se aclarará, y entonces será divertido ver lo que pasa, pero lo más probable es que otra vez tengan las lumbreras que morderse el que te conté, haciendo una vez más el hazmerreír, sin lograr lo que quieren. Esto es, una raya más pa' un tigre. 

Se mantiene tasa Sicad para viajeros en Bs. 10 por dólar

La tasa del Sistema Complementario de Administración de Divisas (Sicad) para viajeros, compras en líneas y remesas se mantiene a diez bolívares por dólar.
El Centro Nacional de Comercio Exterior (Cencoex) explicó el miércoles que la tasa que regirá para las empresas del sector químico, autopartes y maquinarias, a las que les fueron adjudicadas $218,8 millones en la última subasta, será de diez bolívares por billete verde.
Este tipo de cambio es el que también regirá para viajeros, remesas y compras en línea a partir del próximo 21 de abril, fecha en la que se debe iniciar la liquidación de las divisas adjudicadas en la última subasta.
La tasa del Sicad está cinco veces por debajo en promedio que la del Sicad 2 y a más de siete que la del mercado paralelo, según estimaciones de operadores cambiarios.
Con información de El Mundo

viernes, 18 de abril de 2014

Lechuga verde dolar paralelo hoy


 
Historia reciente del dólar en Venezuela

En Venezuela cuando ha habido libre cambio, lo que ello ha significado es que cualquiera podía comprar o vender libremente los dólares que quisiera, y eso convivió con dos formas de fijación del precio: un cambio fijo establecido por el BCV, como el conspicuo (y no compiscuo, como dice Maduro) 4,30 anterior al viernes negro, y flotante, en una buena parte de los años siguientes.

Con el cambio flotante, la fijación del precio no la ha hecho la interacción de oferta y demanda, sino que el BCV, por ser el oferente de más del 90 % de los dólares, ha fijado el precio en lo que ha deseado, lo que ha ocurrido casi todo el tiempo, con la excepción de los momentos en que las reservas han llegado a niveles tan bajos que no ha tenido más remedio que soltarlo, para volverle a poner la mano cuando las reservas se hubieran recuperado.

Para no aburrirlos, omitiré la historia de la sarta de jumentadas que han hecho en este campo las lumbreras chavistas desde que comenzaron a mandar, que ha sido el factor fundamental de la destrucción del aparato productivo del país, causando la horrorosa situación que padecemos actualmente, sino que me situaré en la primera mitad del 2012.

En ese entonces convivían Cadivi, con el $ a 4,30, y el Sitme, que los daba a 5,30. Hasta más o menos julio de ese año, el Sitme adjudicaba unos 50 millones de dólares diarios; el paralelo cerró ese mes en 9,33, y venía subiendo, pero muy poco a poco. Allí las lumbreras deciden reducir la entrega a unos 15 millones diarios, y por supuesto el $ se dispara, cerrando el año en 17.

En febrero del 2013, las lumbreras eliminan el Sitme, inventan el Sicad con subastas, y cuando en la primera se demandan dólares hasta en 25, 30 y más, pensaron que a esos niveles el Sicad no iba a "arrastrar" hacia abajo el precio del paralelo, y como ellos hacen solo lo que les conviene sin pararle a si es legal, ético, o decente, deciden que el proceso no sería de subasta sino de adjudicación arbitraria, al precio que a ellos les diera la gana, y según recuerdo arrancaron fijándolo a 11 y pico, y después lo han bajado lentamente. Ese año el paralelo cerró a 64,23, multiplicándose casi por 4.

Lo actual

Para mí el control de cambio verdadero o total ocurre cuando se prohíbe a todo el mundo la compra venta de divisas entre particulares, y se les obliga a que toda transacción de divisas sea con el Banco Central, lo cual no está sucediendo en este momento, pues no veo ninguna disposición que prohíba a los particulares transar divisar entre sí.

En consecuencia, en mi opinión lo que hay es un libre mercado, el paralelo, con el BCV aparte adjudicando dólares preferenciales en el Cencoex (antes Cadivi), y en ese engendro que son las "subastas" del Sicad, más un esperpento de mercado "y que" libre, con precio fluctuando "y que" según la oferta y la demanda, que es el Sicad II.

¿Cómo funciona este Sicad II? Como las lumbreras todo lo mantienen en misterio, hasta ahora no conozco a nadie de a pie como yo que lo sepa, pero lo que ha ocurrido con los precios promedio ponderados que ha publicado el BCV, indica claramente que en el manejo de este mercado "libre" hay kikirigüiki, pues la probabilidad de que en un mercado libre esos precios promedio hayan estado en la banda tan estrecha de valores en la que se han ubicado, es prácticamente nula. Así que es obvio que el BCV está, por decir lo menos, interviniendo, y aunque aun no me atrevo a afirmarlo, me huele a que no están permitiendo que oferta y demanda trabajen libremente como prometieron, sino que están manejando la cosa, como suelen hacerlo las lumbreras, a su real y libérrimo antojo.

Esto por supuesto más temprano que tarde se aclarará, y entonces será divertido ver lo que pasa, pero lo más probable es que otra vez tengan las lumbreras que morderse el que te conté, haciendo una vez más el hazmerreír, sin lograr lo que quieren. Esto es, una raya más pa' un tigre. 

domingo, 6 de abril de 2014

Tasa promedio del Sicad II

VER Precio Valor del SICAD 2 Hoy ACTUALIZADO y HISTORICO

Tasa promedio del Sicad II fue de Bs. 49,23 en su segunda semana de funcionamiento

En su segunda semana de funcionamiento, el Sistema Cambiario Alternativo de Divisas (Sicad II), estableció una tasa promedio de cambio de 49,23 bolívares por dólar.

Este sistema opera diariamente y permite que los privados, sean personas naturales o jurídicas, compren y vendan divisas a través de operadores cambiarios autorizados".

La tasa más alta de cambio (Bs. 51,86) se registró el lunes 24 de marzo, día del estreno del Sicad II y la más baja, el 2 de abril: 49,03 bolívares por dólar. Sin embargo, esta semana la tasa se mantuvo entre Bs. 49,80 y Bs. 49,03; más baja que en la primera semana de operaciones.

Vea a continuación cómo fluctuó la tasa en la semana del 31 de marzo al 4 de abril:


Screen Shot 2014-04-04 at 4.49.21 PM

Noticias relacionadas:

LECHUGA VERDE" Tipos de Cambios en Venezuela. Valor Lechuga Verde
¿Cómo afecta la devaluación del SICAD II el salario mínimo en Venezuela?
‘Dólar negro’ sigue alto en Venezuela pese a nuevo mecanismo cambiario

miércoles, 2 de abril de 2014

Precio del dolar hoy en Venezuela

Precio del dolar en Venezuela Cucuta hoy BsF. 66,5




El dólar paralelo sigue bajando a pocos días del inicio del Sicad II

El llamado dólar paralelo sigue en declive. Hace menos de tres semanas el precio de la divisa publicado en portales en internet y aplicaciones de teléfonos inteligentes llegaba a los 90 bolívares por dólar y hoy DolarToday lo muestra a Bs. 66,84.
Pese a que aún la segunda versión del Sistema Cambio Alternativo de Divisas (Sicad II) no ha entrado en operaciones, las expectativas de su funcionamiento son muy altas.
Expertos en materia económica sugieren que el antiguo “innombrable” seguirá bajando su precio hasta desaparecer. Los más optimistas consideran que al no existir restricciones en este nuevo mecanismo, personas naturales y jurídicas no tendrán necesidad de adquirir dólares en este mercado ilegítimo.
El jueves de la semana pasada estaba previsto el arranque de esta tercera fuente de divisas, pero demoras en la aprobación de normas específicas de participación han permitido su retraso.
La última información divulgada por el Banco Central de Venezuela (BCV) fue una resolución que explica los detalles operativos de la segunda versión del Sicad. Según el documento, los bancos universales, comerciales y microfinancieros, así como las Casas de Bolsa y la Bolsa Pública, están autorizados para realizar operaciones de corretaje.
De igual forma, los operadores deberán anunciar públicamente el resultado del último tipo de cambio referencial de las operaciones transadas por el BCV dentro del Sicad 2 e informar sobre el porcentaje o monto aplicable por concepto de comisión de las operaciones de compra y venta realizadas mediante este mecanismo.
En el 2013, la tasa más baja del dólar paralelo estuvo ubicada en 17,27 bolívares, el 2 de enero, pero ya para finales de marzo rondaba los 23 bolívares. Al finalizar el año, cuando ya existía el Sicad 1, el dolar negro cerró a Bs. 62.2581
 
 
El caso que tratamos a continuación es un tanto particular, tanto a la hora de hablar del precio del dolar en Venezuela  como a la hora de hablar de la política económica seguida desde hace varios años ya por el gobierno populista de la República de Venezuela.
Desde el ascenso del que se desvelaría como uno de los últimos autócratas surgidos en la actualidad, Hugo Rafael Chávez Frías amparado en una democracia que está resultando ser un régimen comunista puro y duro, se pasó de una economía de libre mercado a una economía populista y controlada. Desde el año 2003, el organismo CADIVI (Comisión de Administración de Divisas) se estableció un control de cambio en el mercado de divisas del país y el precio de dolar en Venezuela quedó entonces en 1600 bolivares. Tan solo un año después de la creación del control de cambio el precio del dolar en Venezuela estaba ya en 1920 bolivares.
Todo aquel que necesite dolares, ya sea persona física o empresa, deberá acudir a este organismo (CADIVI) y realizar la solicitud de la cantidad necesaria, para posteriormente encomendarse a algún santo y rezarle para que la misma sea aprobada.
Este control de cambios fue creado supuestamente para ayudar a Venezuela a que saliera de la crisis económica, limitando la cantidad de dolares que los venezolanos podrían disponer para las importaciones o para gastar en el extranjero, situación antes la cual el precio de dolar en Venezuela no ha dejado de subir desde entonces. Esta supuesta ayuda nunca fue eliminada, ni en los pasados años en el que el volumen de las reservas internacionales del país estaba ante máximos históricos.
Ante este panorama, los venezolanos que vieron como el cupo de dolares se les quedaba escaso y CADIVI limitaba más su adquisición, tuvieron que recurrir a establecer un mercado no oficial, donde el precio del dolar paralelo en Venezuela se establecería principalmente en base a la demanda del mismo, a la disponibilidad y en base al oficial precio del dolar paralelo en Venezuela, más una comisión que se llevarían los intermediarios que dispusieran de cupo de dolares para ofrecer.  No solo personas físicas, si no también empresas, han tenido que acudir a este mercado paralelo para poder obtener divisas como el dolar o el euro para poder mantenerse a flote.
Esta situación absurda e impensable en una democracia del siglo XXI, deja entrever las debilidades de una economía totalmente populista y comunista. Hasta CADIVI recientemente ha tenido que recomendar a las empresas a adquirir dolares por vía extraoficial ya que este organismo reveló no tener las divisas necesarias para atender todas las solicitudes de compras en el exterior.
En un contexto como este, vemos hacia dónde va encaminada una política económica tan paupérrima y tambaleante, aparte de continuar la escalada en el precio del dolar actual en Venezuela, también podemos observar que tarde o temprano tendrán que acabar con esta política intervencionista de divisas, acabando así con el mercado paralelo y con la preocupación de conocer día tras día el precio del dolar paralelo en Venezuela.